Convencer a los demás

business woman with palm up

Está comprobado. No nos gusta sentir que intenten cambiar nuestra opinión acerca de algo. Cuando lo sentimos, reaccionamos enrocándonos, más si cabe, en nuestra postura.

Obviamente, lo mismo se aplica cuando queremos convencer a los demás.