Estabilidad

epicteto01m

La estabilidad tiene que ver con estar a gusto dentro de nuestro propio pellejo y con no estorbarnos a nosotros mismos. Además, preocuparnos por lo que no podemos controlar es altamente ineficiente. Y puede ser una fuente muy grande de frutración.

Epícteto, un filósofo griego del siglo I, lo dejó reflejado en la siguiente frase. Una joya:

“La felicidad y la libertad comienza con una clara comprensión de un único principio: hay cosas que están dentro de nuestro control y otras cosas que no. Únicamente después de haber asimilado esta regla fundamental y aprendido a distinguir entre lo que podemos y no podemos controlar, puede ser posible la tranquilidad interna y la eficacia externa.

Dentro de nuestro control está nuestra propia opinión, nuestras aspiraciones, nuestros deseos y las cosas que nos repelen. Estas áreas constituyen, muy acertadamente, nuestra preocupación, porque están directamente sujetas a nuestra influencia. Siempre tenemos una opción sobre los contenidos y el carácter de nuestras propias vidas.

Fuera de nuestro control, sin embargo, se hallan cosas tales como el tipo de cuerpo tenemos, si nacimos sanos o ricos, de cómo somos considerados por los demás, o nuestro estatus en la sociedad.

Debemos recordar que esas cosas son externas y que por lo tanto no deberían constituir nuestra preocupación. Tratar de controlar o de cambiar lo que no podemos controlar ni cambiar sólo conduce al tormento.»